Código ético

 

Índice de contenidos


1. DEFINICIÓN

2. FINALIDAD

3. ÁMBITO DE APLICACIÓN

4. VALORES CULTURALES

5. PRINCIPIOS DE ACTUACIÓN

6. NORMAS DE CONDUCTA

7. VIGENCIA

8. COMPLIMENTO E INTERPRETACIÓN

 

1. Definición

 

El Código Ético es un compromiso que asume CAIXA PENEDÈS como institución financiera de carácter social de naturaleza fundacional privada sin ánimo de lucro, independiente de cualquier empresa o entidad, que recoge un conjunto de valores culturales y principios generales de actuación, los cuales conforman los pilares básicos de la responsabilidad social y el buen gobierno de la empresa.

Volver al índice ▲

2. Finalidad

 

El Código Ético tiene como finalidad marcar unos fundamentos y unas pautas de conducta esenciales que sustenten de forma eficaz la toma de decisiones en el seno de la Institución, a la vez que fija criterios para el comportamiento de sus miembros de gobierno y de sus profesionales en aquello que tenga que ver con la entidad.

 

La pretensión en todo momento debe ser la de hacer las cosas actuando de buena fe y no solamente desde el más estricto cumplimiento de la legalidad vigente, sino además de manera justa, íntegra y éticamente impecable, generando una corriente de comportamientos y actitudes que fortalezcan la reputación social e institucional de CAIXA PENEDÈS.

Volver al índice ▲

3. Ámbito de aplicación

 

Los contenidos de este Código se aplicarán, a todos los efectos, a todas las personas que forman parte directa de la entidad, tanto a raíz de un vínculo laboral o formando parte de sus entes instrumentales y órganos rectores, y tendrán que exigirlos en las relaciones externas con proveedores, beneficiarios de las actividades sociales de la Caja, clientes de la entidad bancaria a través de la cual la Caja desarrolla su actividad financiera, o cualquier otra que se derive de la vinculación con CAIXA PENEDÈS.

Volver al índice ▲

4. Valores culturales

Nuestra forma de actuar se sustenta y articula alrededor de unos valores culturales propios: la confianza, el compromiso social, el factor humano, el servicio al territorio, y la independencia.

 

  • La confianza. El trabajo diario, el compromiso y la iniciativa de los profesionales de la Caja se desarrollará para generar confianza en todas nuestras relaciones, basando la actividad en la transparencia, el rigor, la honestidad, la prudencia y el desempeño de nuestros principios.
  • El compromiso social. Debe ser explícito en el conjunto de actuaciones de la Institución y de manera muy especial en su obra social, tanto llevada a plazo de forma directo, como a través de sus entes instrumentales, las Fundaciones.
  • El factor humano. Es el elemento dinamizador de la Institución y en su actuación profesional tiene que prevalecer una dinámica de implicación e integración de las personas, respetando y valorando las opiniones que permitan el mejor desarrollo de los objetivos fijados.
  • El servicio al territorio. Sin perjuicio de actuaciones en de otros territorios, el ámbito propio de actuación de la Caja, en lo que concentrará su actuación, está constituido por Catalunya y Aragón, a pesar de que, atendiendo a su origen comarcal, las comarcas del Penedès puedan gozar de especial atención.
  • La independencia. En el marco competencial que en cada momento corresponda, los procesos de valoración y decisión tienen que ser íntegros y objetivos, alejados de toda influencia que pueda dañar la imagen de la Institución o beneficiar opciones sociales o políticas que cuestionen su credibilidad o autonomía.

 

Volver al índice ▲

 

5. Principios de actuación

 

Respeto a las personas

 

CAIXA PENEDÈS velará de forma activa por el respeto de los derechos fundamentales de toda la plantilla, garantizando la no discriminación o el acoso por motivos de raza, género, nacionalidad, religión, orientación sexual, estado civil, opiniones políticas o cualquier condición personal, física o social de las personas. No serán toleradas conductas violentas, ofensivas, abusivas o irrespetuosas ni cualquier actitud que atente contra la dignidad de las personas. Con aplicación tanto al personal propio, como a su relación con cualquier grupo de interés.

 

Las relaciones jerárquicas tienen que ser respetuosas y se velará porque no se produzca abuso de poder o de autoridad en su ámbito, procurando en todo momento un clima de trabajo positivo. También se promoverán mecanismos para favorecer la conciliación de la vida familiar, personal y laboral, así como los que favorezcan la igualdad de oportunidades al acceso al trabajo y a la promoción profesional.

 

Se potenciará la capacidad del equipo humano a través de la motivación, la participación, la formación y la comunicación. Se actuará con criterios pertinentes en orden en obtener el equilibrio entre la eficiencia y la humanidad, y la evaluación personal de la plantilla se realizará con criterios de imparcialidad, objetividad y justicia.

 

La integridad

 

CAIXA PENEDÈS mostrará con honestidad y claridad su identidad y forma de proceder, bajo el principio rector de la transparencia que tiene que guiar sus relaciones con las autoridades supervisoras y con sus órganos de gobierno en el entorno en que desarrolle su acción social. Sus actuaciones tendrán que basarse en un conocimiento y procedimiento que evidencien sus propósitos, manteniendo el más alto nivel de integridad, aplicando criterios objetivos en la toma de decisiones, y sin vinculaciones que puedan interferir en la gestión de los intereses objeto de la actividad social o institucional de la entidad.

 

La contratación de proveedores debe realizarse en un marco de libre competencia y al margen de cualquier vinculación o interferencia ajena a los intereses de la Institución. Sin perjuicio de las condiciones económicas y técnicas, las relaciones de colaboración con los proveedores tendrán que generar valor por ambas partes.

 

La confidencialidad

 

A todos los efectos, las personas sujetas a este Código tienen que guardar secreto respeto los datos e información no públicos que conozcan como consecuencia del ejercicio de su actividad profesional tanto si proceden o se refieren a la Caja, a empleados o directivos, a miembros de sus órganos de gobierno o a terceros. Esta obligación de secreto persiste incluso una vez acabada la relación con la Institución.

 

Transparencia y confidencialidad son valores complementarios, de manera que las personas que trabajan a CAIXA PENEDÈS tienen que ser transparentes con los mercados y a la vez guardar confidencialidad de todo cuanto se relacione con los usuarios y los beneficiarios de la obra social. Esta información es objeto de la más absoluta reserva y sólo podrá ser facilitada en los casos en que sea requerida en virtud de mandamiento legal o judicial. El Acceso a estos datos sólo se justifica por motivos profesionales y su custodia y utilización tiene que realizarse garantizando su derecho a la intimidad y con estricta observancia de lo que establezca la normativa vigente, en cada momento, sobre protección de datos de carácter personal.

 

Sin perjuicio de la publicidad que sea legalmente exigible, relativa a remuneraciones, evaluaciones profesionales y datos de carácter médico de empleados, consejeros y directivos, este tipo de información será tratada con especial cuidado, aplicando todas las medidas de seguridad necesarias.

 

La responsabilidad

 

Las personas sujetas al Código tienen que orientar su capacidad técnica y profesional al llevar a cabo su actividad a la Caja. Se responsabilizarán de alcanzar la capacitación necesaria para obtener el mejor rendimiento en el ejercicio de sus funciones, las cuales priorizarán, disparo de autorización expresa.

 

Una actuación profesional responsable se concreta en el compromiso con la Institución y sus valores, en el desarrollo personal y profesional, en la protección y buen uso de los recursos de que dispone, en el tratamiento adecuado y restrictivo de los datos de carácter personal y en la colaboración activa en la implantación y observancia de las medidas preventivas de seguridad y salud laboral.

 

La legalidad

 

Deben cumplirse tanto las disposiciones generales como la normativa interna. Es obligación de todo miembro de la Caja poner en conocimiento del correspondiente órgano competente cualquier irregularidad o ilegalidad de las que se tenga constancia.

 

El respeto a las exigencias legales se extiende también al seguimiento de las recomendaciones y procedimientos establecidos o que puedan establecerse para conservar el medio ambiente, reducir todo impacto que sea nocivo, y contribuyendo a un progreso sostenible garantizando a las futuras generaciones un entorno próspero y saludable.

 

El retorno social

 

Los excedentes líquidos de cada ejercicio económico que no se dediquen a la constitución de reservas se destinarán en hacer obras sociales, de acuerdo con las bases de la legislación en esta materia y siguiendo las orientaciones del protectorado público de la Generalitat de Catalunya, mediante la dotación de un fondo para la creación y mantenimiento de obra benéfico social en los terrenos de la asistencia social y sanitaria, la cultura y el tiempo libre (3ª edad), la educación y la investigación, la conservación del patrimonio histórico y artístico y del medio ambiente y la dinamización socio – económica de su ámbito de actuación.

 

Sin perjuicio del seguimiento de las orientaciones del Protectorado, la Caja tiene plena libertad de decisión respeto las inversiones concretas en realizar por la obra social, que requerirán de una gestión profesionalizada, procurando obtener la máxima rentabilidad social, tanto en la vertiente directa de CAIXA PENEDÈS, como de aquella parte gestionada por los entes instrumentales de los que sea titular y creados exclusivamente por esta finalidad, a los que serán de aplicación los mismos principios y criterios que el del fondo de la obra social que la Caja gestione directamente.

 

 

 

Volver al índice ▲

6. Normas de conducta

Las personas y los colectivos usuarios y beneficiarios son los destinatarios de la actuación de la Obra Social de CAIXA PENEDÈS. En clave externa, la relación con éstos y los servicios prestados y, en clave interna, las personas sujetas al Código, propiciarán conductas y actuaciones que fortalezcan los valores y principios de la Institución.

 

Operaciones por cuenta propia

 

Las personas sujetas al Código realizarán sus operaciones en los mercados financieros de acuerdo con los siguientes principios: a) no se realizarán operaciones utilizando información confidencial o privilegiada de usuarios, proveedores o de clientes de la entidad bancaria a través de la cual la Caja desarrolla su actividad financiera; b) no realizarán operaciones con ánimo de lucro inmediato y carácter recurrente que exija un seguimiento continúo del mercado financiero, de manera que pueda interferir en su actividad profesional; c) es preciso evitar el endeudamiento excesivo para financiar operaciones en el mercado de valores.

 

Conflicto de intereses

 

Existe conflicto de intereses cuando la imparcialidad de la actuación de las personas sujetas puede acaecer comprometida y pueda derivarse un menoscabo de los intereses de un usuario o de la Entidad. Por lo tanto, las personas sujetas al Código tienen que informar a la Caja de las vinculaciones, económicas o no, que puedan implicar conflicto de interés y defenderán siempre el interés general de la Institución, anteponiéndolo a cualquier interés personal, sectorial o de otras entidades.

 

Dedicación e incompatibilidades

 

La plantilla de la Caja dedicará la capacidad profesional y el esfuerzo necesarios para el ejercicio de sus funciones.

 

Se prohíbe la aceptación de cualquier tipo de ingreso o comisión de terceros ajenos a la Caja y sociedades vinculadas, así como el aprovechamiento de la posición que en cada caso se ostente en el sí de la Institución.

 

No se admitirán obsequios ni atenciones que por su importe o valor puedan interpretarse, según criterios de normalidad y sentido común, como condicionantes de la decisión o pérdida de la independencia. Esta pauta tendrá que ser difundida entre usuarios, beneficiarios y proveedores al objeto de evitar situaciones que erróneamente puedan ser interpretadas como descortesía.

 

Gestión patrimonial

 

La gestión patrimonial, económica y financiera de CAIXA PENEDÈS tendrá que ajustarse a criterios de transparencia, uso responsable, sostenibilidad y proporcionalidad.

 

Es exigible un esmerado control de los gastos con la austeridad y la justa dimensión presupuestaria de las actividades que realice o promueva.

 

La gestión de los recursos tendrá que ser equilibrada, teniendo en cuenta el rendimiento, la prudencia y la viabilidad a medio y largo plazo. En cuanto a la política de inversiones financieras, los excedentes de tesorería se invertirán atendiendo a principios de seguridad, rentabilidad y liquidez.

 

Relación con proveedores, usuarios y beneficiarios

 

La Caixa procurará, en la medida del posible, establecer relaciones con proveedores que trabajen con valores próximos a los que rigen su actividad, debajo criterios de calidad y de objetividad. Por la selección de proveedores se valorará principalmente: calidad, precio, servicios adicionales y valor social que aportan. En todo caso, en el proceso de selección se debe garantizar la transparencia, la igualdad de trato y la ponderación objetiva, así como rehuir de relaciones de exclusividad que puedan dar lugar a una vinculación personal desproporcionada.

 

Se evitarán las relaciones económicas o contractuales con actividades contrarias a los derechos humanos reconocidos a los tratados internacionales o a los valores propios de la Institución.

 

Los proyectos y la acción social de la Institución, sea directamente o a través de sus entes instrumentales, se gestionarán conforme a criterios de racionalidad económica y de máximo servicio a los intereses generales dentro del ámbito territorial de actuación que le sean propios.

 

Las relaciones con usuarios y beneficiarios que se establezcan en este sentido, tendrán que basarse en un conocimiento y procedimiento transparente, que evidencien los propósitos de las partes implicadas. En ningún caso el desarrollo de proyectos o el otorgamiento de ayudas podrán hipotecar la independencia de CAIXA PENEDÈS.

 

Tratamiento de bienes, datos y documentos

 

Todos los datos de carácter personal serán tratados de forma especialmente restrictiva, de manera que únicamente se obtendrán aquéllos que sean necesarias.

 

La captación, el tratamiento y la utilización de datos tienen que realizarse de forma que se garantice su seguridad, autenticidad y exactitud, el derecho a la intimidad de las personas y el cumplimiento de la normativa en materia de protección de datos de carácter personal.

 

Los recursos, medios e instalaciones de la Entidad tienen que ser utilizados para atender y alcanzar el objeto al que se destinan y no para satisfacer necesidades particulares. Los documentos, material de soporte y otros recopilados durante el ejercicio de sus funciones, tienen que ser conservados de manera diligente o, convenientemente destruidos si ya no tienen que tener ninguna utilidad para la Caja y evitar el uso indebido de terceros.

 

Política retributiva

 

La retribución de altos cargos resta sujeta a la máxima transparencia, con su desglose por conceptos, su carácter fijo o variable, incluidos incentivos, dietas, contraprestaciones en especies, pensiones, seguros o cualquiera otra condición de naturaleza retributiva. Su publicidad, en cuanto a extensión, detalle e individualización, se ajustará a los requisitos que la normativa aplicable en cada momento establezca.

 

La relación laboral de carácter especial de alta dirección se tendrá que instrumentar contractualmente de forma detallada y, previo informe favorable de la Comisión de Retribuciones y Nombramientos, sometida a la aprobación del Consejo de Administración, órgano al que se tendrá que garantizar, en el supuesto de renovación estatutaria o de otro especialmente significativa, su cumplido y periódico conocimiento.

 

La política de retribuciones de altos cargos estará regida por el principio de equilibrio entre moderación y estímulo, de manera que no pueda quedar comprometida su independencia, ponderando su adecuación al rendimiento laboral, techo competencial, grado de responsabilidad y proporcionalidad intersectorial.

 

Seguridad y salud laboral


Se colaborará tanto en la implantación como en la observancia de las medidas preventivas en materia de seguridad y salud laboral existentes en cada momento, comunicándose cualquier situación que pueda poner en peligro sus condiciones.

 

Volver al índice ▲

 

7. Vigencia

 

El Código Ético, al igual que las modificaciones que pueda tener en el futuro a propuesta del Comité de Ética, entrará en vigor una vez haya sido aprobado por el Consejo de administración de CAIXA PENEDÈS, y sea puesto a disposición de las personas sujetas al mismo.

Volver al índice ▲

 

8. Cumplimient e interpretación

 

Los empleados, directivos y administradores vienen obligados a conocer el Código, a regirse conforme a sus pautas, en facilitar su difusión e implantación, en comunicar cualquiera posible infracción del mismo de la que tengan noticia y en cooperar con cualquier investigación, auditoría interna o externa, que se realice.

 

Al objeto de garantizar la operatividad y llena eficacia del presente Código, se crea un Comité de Ética, que está formado por tres miembros del Consejo de Administración: el Presidente –quién lo presidirá-, el Secretario, y el vocal de mayor edad en cada momento mientras dure su mandato. Asistirá el Director General, con voz y sin voto.

 

Las comunicaciones sobre posibles infracciones, recomendaciones o las dudas que puedan surgir de su aplicación serán enviadas al Comité de Ética, a quien le corresponde la interpretación del Código.

 

También son funciones del Comité las de orientar las actuaciones en caso de discrepancia, resolver conflictos que se puedan plantear en relación al mismo todo preservando la confidencialidad debida, velar por la actualización de sus contenidos, promover el desarrollo de un comportamiento ético entre las personas sujetas y realizar los informes de su competencia que sean necesarios.

 

Con independencia de las reuniones que resulten necesarias convocar a criterio de su Presidente, el Comité celebrará una reunión con carácter anual.

 

Volver al índice ▲

 

Código Ético aprobado en el Consejo de Administración de Caixa Penedès en fecha 16 de febrero de 2012