0

Cinco ciudades del mundo, desde la perspectiva de un anarquista catalán como Carles Fontserè

La muestra permanecerá abierta en el Fòrum Berger hasta el 30 de junio

En tiempos de agitación y cambio social, llega al Aula de Cultura Forum Berger Balaguer de Vilafranca una magnífica selección de la obra fotográfica de Carles Fontserè (1916-2007), conocido sobre todo por ser uno de los cartelistas más preeminentes del anarquismo catalán durante la Segunda República y la Guerra Civil. Su lúcida mirada se extendió durante un largo exilio por numerosos países y ciudades del mundo.

En la exposición “Photocitizen” nos asaltan unas imágenes en blanco y negro que tienen un montón de años pero que podrían haber sido hechas antes de ayer en Londres, Roma, París, Nueva York y México DF. Son escenas de la vida cotidiana en las calles de estas cinco macrociudades que nos golpean porque saben combinar con equilibrio la belleza y la verdad descarnada. Junto a la tierna presencia de un buen número de niños, en las fotografías de Fontserè también aparecen indigentes y borrachos que nos muestran la miseria con toda su crudeza. Hay perros y señoras bonitas, hay imágenes insólitas cogidas al vuelo, pero sobre todo está el ojo clínico de Fontserè radiografiando y escaneando todo lo que se pone al alcance de la sensibilidad de su objetivo.

Una de las curiosidades de la biografía de Carles Fontserè es que su mujer, Terry Broch, a quien conoció en Nueva York, es hija del vilafranquino Juan Broch, que también se había exiliado. Aunque la viuda de Fontserè no pudo asistir a la inauguración, algunas personas presentes en el acto quisieron recordar esta vinculación. Precisamente la exposición que ahora ha aterrizado en Vilafranca, gracias a la colaboración de la Obra Social de Caixa Penedès con Bonart Cultural y la Fundación Lluís Coromina, ya se pudo contemplar en Banyoles, muy cerca de donde se instalara la pareja Fontserè-Broch 1973 al volver del exilio.

Además de cartelista y fotógrafo, este polifacético personaje hizo de dibujante, caricaturista y escenógrafo, y también escribió tres volúmenes de sus propias memorias. Consecuente con sus ideas, Fontserè se implicó activamente en la devolución de los Papeles de Salamanca, pero murió sin que le hubieran devuelto todos los carteles originales que le habían expoliado al final de la guerra. En cualquier caso, aparte de contemplar unas fotografías de una gran humanidad, la exposición -que se puede visitar hasta el 30 de junio- nos permite repescar uno de estos personajes singulares que ha dado nuestro país a lo largo de su historia.

Descarega el folleto de la exposición “Photocitizen” de Carles Fontserè en el Aula de Cultura Fòrum Berger Balaguer de la Obra Social de Caixa Penedès.